El gran colombiano es usted!

(Antes de leer debo hacer una aclaración… este blog no es de derecha ni de izquierda, lo que acá se escribe representa la visión de una persona que quiere ir hacia adelante. Gracias por su respeto).

El nombramiento de Alvaro Uribe como El Gran Colombiano de History Channel me provocó el deseo ferviente de escribir estas líneas, que no están cargadas ni de indignación, ni de alegría por la votación de los colombianos que eligieron al polémico expresidente como el compatriota más ilustre de la historia.

Estas líneas están llenas de reflexión y de un sentido de conciencia, que espero pueda transmitirles algo a ustedes. No me equivoco en afirmar que la gran mayoría de colombianos amamos nuestro país y cuando viajamos, le gritamos a mundo con orgullo de donde venimos, queremos enseñarle a los demás a bailar salsa y cumbia; les contamos sobre la arepa, el bocadillo, las hormigas culonas, el ajiaco, la bandeja paisa; sobre cómo se celebra la navidad en Colombia…tanto así, que dejamos a los extranjeros antojados de venir a visitarnos.

Siempre nos admiramos de la belleza de nuestros paisajes y sobre todo de la riqueza y variedad de nuestros recursos naturales. Por más bello que sea mi Colombia, para un colombiano no es fácil vivir allí. Se necesita berraquera para salir adelante, creatividad, paciencia y buen sentido del humor.

En Colombia el día comienza desde muy temprano, siempre me sorprende ver a los niños perfectamente bañados y peinados esperando el bus para ir al colegio, incluso antes de que salga el sol. Desde temprano estamos corriendo. Muchos, la mayoría de nosotros por lo menos, cumplimos jornadas laborales extenuantes, perdemos tiempo valioso entre trancones y filas del banco. Y cuando llega el fin de mes o la quincena, a veces nos pagan y a veces no… y cuando nos pagan, el dinero se va casi al mismo tiempo de recibirlo porque las deudas y las cuentas no dan espera. Muchos hemos comido durante días por obra y gracia del Espíritu Santo y del tendero del barrio que siempre nos fia. Y ni hablar del arriendo, ese se come todo el sueldo, porque cada vez es más dificil tener casa propia.

Para ir a la universidad en Colombia, hay que endeudarse, sacar un crédito en el icetex o ser de una familia acomodada, de las que lastimosamente quedan pocas. Después de que uno sale de la universidad y debe enfrentarse a la deuda, el reto ahora es conseguir trabajo, que casi nunca dan porque como uno no tiene experiencia laboral, no consigue trabajo, pero, si nadie le da a uno trabajo, tampoco va a tener experiencia laboral. (Como anécdota les cuento que trabajé gratis casi un año para conseguir la famosa experiencia laboral).

Hay personas que se ven obligadas a dejar el país para trabajar de lo que sea, de mesero, limpiando casas, cuidando niños y se someten a la soledad, a enfrentarse a culturas muy diferentes para ayudar económicamente a su familia, para que los que se quedaron puedan vivir dignamente.

Ahora, si usted se enferma, prepárece para esperar sentado porque la atención se demora mucho y si es grave, solo le queda orar para que el tratamiento le sea administrado cuando lo necesita y no meses o años después… como muchas veces pasa.

Los colombianos trabajamos duro, luchamos día a día contra toda adversidad, hemos aguantado por décadas gobiernos corruptos, sobrevivimos a la violencia, la injusticia, la falta de protección social y aún así somos un pueblo feliz y orgulloso y aunque a veces nos gane la desconfianza y el miedo, también somos solidarios.

Cuando me enteré del concurso del Gran Colombiano, reaccioné con rabia al ver algunos de los nominados y con tristeza al conocer al ganador. Para mí el Gran Colombiano es usted, es mi mamá que es madre soltera y me sacó adelante contra viento y marea, son mis amigos trabajadores, el señor del bus, el tendero que no nos deja morir de hambre… todos nosotros que logramos sobrevivir en un país con una amplía desigualdad social.

Ahora que estoy lejos de casa, pienso mucho cómo un país tan rico y tan luchador puede estar lleno de gente pobre. Lo único que se me ocurre es que a pesar de nuestra grandeza, seguimos  adorando ídolos con pies de barro y exaltando personajes que no nos representan en lo absoluto porque no tienen idea, cómo sí la tenemos nosotros, lo que es salir adelante en las condiciones que nos ofrece nuestro sistema social.

No me imagino a esos ídolos usando el Transmilenio, ni almorzando corrientazo, o como muchos niños en el campo, caminando varias horas al día para poder ir a clase… no me los imagino llevando el estilo de vida de un colombiano promedio, dependiendo de un salario mínimo, o como dijo el ganador del concurso de History Channel, “viviendo” con $5 mil pesos al día.

Podría mencionar tantos personajes que hacen con esfuerzo este país… Entonces, bajo ese orden de ideas, no le parece que los grandes colombianos somos todos nosotros? al menos somos sobrevientes, el problema es que con nuestro silencio y alcahuetería, nos estemos convirtiendo en cómplices de tanta injusticia.

2 thoughts on “El gran colombiano es usted!

  1. Si amigo así es, no soy colombiano de nacimiento pero me siento de corazón en varias ocasiones e visitado Colombia y tal y como lo describes así mismo lo pienso yo, ya que he podido convivir con esa gente rica , pero rica de verdad no de plata si no de corazón y así lo e podido ver con mis ojos.lastima de ese país tan hermoso y que siga viviendo esa realidad. COLOMBIANOS vosotros si sois los verdaderos merecedores de ese titulo.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s