Lo que a un forastero le gusta de Pereira!

Por estos días la revista Semana está preguntándole a la gente qué le gusta de Pereira. Las respuestas no se han hecho esperar, la mayoría de comentarios que he leído vienen de parte de pereiranos, lo cual encuentro un poco inútil si se trata de evaluar con ojos críticos la imagen que tiene la ciudad en el resto del país y de pronto reflexionar sobre lo que se debe cambiar y sentirse orgulloso de lo que se tiene. Yo, que soy ^rola^, voy a contarles con visión de forastera, cómo me fue.

Desde que llegué, me sorprendí. En el centro del país cuando se habla de Pereira, se habla mal, sobre todo de parte de aquellos que nunca han visitado la ciudad. La fama de ser sucia, llena de ladrones, indigentes y mujeres de vida fácil, no la hace un destino muy atractivo.

Para mi familia dejar un empleo estable e irme a vivir a Pereira, la ciudad con el índice de desocupación más alto en toda Colombia, (lo que es mucho decir) era una completa locura.

Luego de comentar mis planes en mi antiguo trabajo, una colega que había pasado por allá en su época universitaria contó cómo los habitantes de calle se amontonan en las ventanas de los restaurantes de Pereira para pedir a gritos comida. Tras este incidente, su visita no duró más que 30 minutos, el tiempo necesario para tomar la ruta hasta Armenia. Esas anécdotas me llenaron de dudas, pero continué con mi viaje, ya era demasiado tarde para dar marcha atrás. Aquí comienza mi relato.

Las mejores arepas que he comido, me las comí en Pereira y lo mejor de ser cliente es sentarse a conversar con esas mujeres que están allí en cada esquina vendiendo este delicioso manjar para sobrevivir. Muchas me contaron cómo a punta de arepas habían sacado adelante a sus hijos, porque en Pereira como en casi toda Colombia hay muchísimas madres solteras.

En Pereira volví a tomar café, después de haber renunciado a la cafeína por varios años descubrí que no en vano Pereira es el corazón del Eje Cafetero y si Colombia exporta el mejor café del mundo, es allí en Pereira y sus alrededores donde se siembra.

Las mujeres de Pereira tienen una belleza única, no son tan elegantes como las rolas, ni tan exuberantes como las paisas, no son como las flores, como las caleñas, ni tan sensuales como las mujeres de la costa, son todo eso junto. Y lo más sorprendente es que no son sordas!, ellas escuchan y lo hacen muy bien. Las pereiranas son damas, son madres, hijas, compañeras, son mujeres pujantes que tienen que vivir con un estigma que se extendió, creo yo, debido al machismo que reina en esa tierra.

De Pereira me encanta el amanecer, su clima primaveral… y como buena rola, me gusta que llueva por las noches. De Pereira me gustó que el excesivo costo del pasaje en transporte público me haya obligado a comprar una moto, mi primer vehículo de dos ruedas!, en Bogotá hubiera sido impensable.

Como no como carne, me encantó tener cinco opciones diferentes de restaurantes vegetarianos a pocas cuadras a la redonda de mi trabajo. Eso no lo he conseguido ni en las grandes ciudades de Brasil. La gente de Pereira ama la naturaleza y a los animales, aunque sus representantes políticos no.

Me gusta que en cada esquina se puede comprar fruta y es muy fácil comprar jugo de caña. Me gusta viajar hacia cerritos y sentir el aroma de la piña. Allá, en Pereira aprendí a comer piña, debe ser la mejor piña del mundo.

Cuando estoy en Pereira adoro buscar el Nevado del Ruiz en el horizonte de un día despejado y respirar el aire puro que dejan los cafetales que circundan la ciudad. Me encantaba ver las luces del parque El Lago de noche, los mangos de la Plaza de Bolívar, donde por primera vez vi al libertador desnudo, una osadía para un pueblo de costumbres conservadoras y ultra religiosas.

Me divierte la politiquería y la chismología que se vive en Pereira. Lo atribuyo a que es una ciudad chica que tiene comodidades pero no ha dejado su alma de pueblo y eso me encanta, lo mejor del campo y la ciudad al alcance de todos. Además, en Pereira viajé en willys, esos carritos llenos de verduras que sólo veía en televisión cuando vivía en Bogotá.

De la gente ni hablar, me gusta el hombre que grita el último jueves de cada mes durante el concierto de la banda sinfónica de la ciudad, que él ama la música clásica. Me gusta el tipo que se disfraza de una mujer negra en todas las fiestas y eventos públicos, me gustan los locos de Pereira, que no son pocos.

De Pereira me gusta su producción cultural, adoro escuchar la emisora Remigio Antonio Cañarte, no me equivoco en decir que es una de las mejores del país, me gustó La Cuadra, el Festival alternativo de Teatro, el Festival de Poesía Luna de Locos y los viernes de teatro en el Santiago Londoño.

Poco tiempo me bastó para comprender por qué Pereira tiene tan mala fama. Si todos los colombianos supieran lo amañadora que es la ciudad, nadie dudaría en irse a vivir allá y no hay cama para tanta gente. Pocos somos los afortunados.

218 thoughts on “Lo que a un forastero le gusta de Pereira!

    • Aquí nadie es forastero, por eso según las últimas encuestas en la ciudad el
      50% somos nacidos en Pereira el otro 50% corresponde a los foráneos.

      • QUERIA SABER DE PEREIRA, Y TU LO DICES TODO. QUE GENIAL. ACA EN CHILE CONOCI A DOS DAMAS DE PEREIRA Y SON LO MAXIMO , UN AMOR.

  1. Gracias a todos los Colombianos y especialmente Pereiranos@s y a los que aun si ser de alli, quieren nuestra ciudad.
    Me he emocionado mucho con el relato es simplemente spectacular y profundo.
    Hace muchos anyos sali de de mi Pereira pero la llevo en el alma y la defiendo a capa y espada… y volvere para morir en el calor humano, solidario y unico que tenemos los colombianos seamos de la cuidad que seamos.
    Viva Colombia y viva Mi Pereira del alma.
    Gracias a todos@s.

  2. amo mi ciudad el flujo vial el mejor del pais.
    y diganme quien no a disfrutado un atardecer en el viaducto mirando hacia el oeste de la ciudad (y)

    • Lo más lindo de Pereira son sus ATARDECERES.. no hay duda de ello. Y el resto…pues todo.. soy un enamorado de mi terruño. TE AMO MI PEREIRA DEL ALMA

  3. Si todo el mundo se viene a vivir a PEREIRA si hay osaríos pa’ tanta gente(la ciudad de las 10.000.000.000 de sonrisas)antiguamente llamada Cartago, pueblo grande y feo, como todos los pereiranos.

    • Francamente no se le entiende lo que quiso decir a veses menos es mas , en cuanto a lo de Cartago, que irreverencia,ciudad llena de recuerdos de edificios coloniales y de las Iglesias ni se diga hay una hasta de estilo arabe, esta la casa del Virrey y losrestaurantes con una comida exquisita, ademas que quiso decir de todos los Pereiranos una apreciacion poco amble y de buen sentido.

      • Marcia, dudo que ese hombre sea pereirano, porque nosotros no somos así. Lo que escribe es un irrespeto no solo para Pereira sino para Cartago, ciudad ancestral y muy cercana a nuestros afectos. Es un ……. de baja cuna y poca inteligencia y educación.

  4. Definitivamente, quienes hemos vivido en Pereira la amamos, aunque hallamos salido de allí, siempre queremos regresar. todo eso es realidad y fantasia. Es un hermoso vividero donde siempre encontraremos lo mejor del eje cafetero

    • De alli viene el dicho “La maldición (bendición diría yo) del padre Cañarte es que el que de Pereira se va,
      a Pereira vuelve”.

      • Gracias por resaltar las cosas lindas de mi ciudad, ciudad amable con quien la visita… “El que de Pereira se va…. a Pereira vuelve”. Bienvenido todo aquel que quiera y cuide nuestra ciudad…. La Querendona, trasnochadora y morena….PEREIRA

  5. Gracias por tan sincera descripción, cómo tú; mi decisisón depende de estos momentos cruciales, Me llevaste sin querer; a tomr una de las decisiones de mi vida… dejaré todo en Bogotá y me marcho con mi familia a un nuevo renacer, puro, vivo y diferente en esa hermosa ciudad, llena de maticez, gente y cultura que es la Pereira que trajiste hoy a mi, Gracias, sin conocerte como a Pereira, hoy te lo reitero.
    Willy Romero +

  6. Vivo hace 24 años en Pereira….y la frase de mis hijos es….el mejor regalo de nuestros padres es hebernos traido a vivir al paraíso!

  7. Lo más lindo de Pereira es su gente. Su amabilidad, siempre sonrientes, felices. Por algo el dicho “aquí no hay forasteros, todos somos pereiranos”. El pereirano le abre su ciudad a los que llegan a vivir allá quienes desde el principio dejan de sentirse forasteros. Con su famosa generosidad les ayudan a organizarse en la ciudad, a indicarles dónde hacer sus compras o a enseñarles cómo funcionan las vías de la hermosa Perla del Otún. Los pereiranos nos sentimos muy orgullosos de serlo y no nos importa lo que se diga de Pereira en el resto del país, porque sabemos que no es cierto y todo es producto de la envidia.

  8. Pues si eso es lo único que le gustó de Pereira le falta mucho pelo pa moña. Necesita varios años más de vivir allí para ver todo lo lindo de la ciudad. Yo digo que es el mejor vividero con conocimiento de causa pues viví en Bogotá desde que nací hasta que me mudé a Pereira y además conozco todas las capitales del país. Pero no es bueno que todo el país lo sepa porque es un paraíso que debe seguir siendo para una selecta minoría. Un dato adicional: Pereira siempre se ubicará en las cifras del DANE como la de mayor desempleo porque es la ciudad que tiene más emigrantes en Europa, Asia y Norteamérica que mandan millonarias remesas cada mes. Por ésta razón el comercio de Pereira supera por mucho el de sus vecinos y es la única ciudad intermedia que tiene por lo menos una sucursal de todas las grandes superficies comerciales. Saludos.

  9. Yo tengo un amigo mexicano, de la ciudad de Puebla, igual que yo; que ahora vive en Pereira (lo bromeo por que de niño asistía a una escuela con ese nombre, creo que quedó enamorado antes de conocer la propia ciudad). Ahora él me dice que vaya a visitarlo y con tan buenas recomendaciones, no dudo en hacerlo.

  10. Amigos muchísimas gracias por resaltar los valores propios de nuestra amada ciudad. Tengo el honor de haber nacido en Pereira, haber disfrutado desde niño de las tradiciones incalculables que heredamos de nuestros ancestros. Disfrutar de las sonrisas sinceras y desinteresadas de cada Pereirano, acompañadas con la mejor tasa de café colado en un atardecer primaveral todo el año no tiene comparación. Disfrutar de la belleza de nuestras mujeres enmarcadas en este entorno de naturaleza y empuje de nuestra region, nos convierte en el corazón cafetero, comercial, social y empresarial por excelencia donde no en vano volvemos con el corazón en la mano los que algún día salimos. Gracias Pereira por hacernos tan Pereiranos. Un abrazo para todos.

  11. Soy de Cali. Estudie en la UTP ,vive en Pereira for 7 años,y para mi concepto Pereira es una ciudad que enamora,su clima,sus montañas,su gente .ahora vivo en USA y cuando sea tiempo de retirame pienso en Pereira como mi future hogar.No es la ciudad perfecta pero es un buen vividero.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s